Una de las mejores herramientas que nos ha traído la tecnología es la posibilidad de conocer la ubicación de una persona e incluso saber su trayectoria. De este modo, Google Maps se convirtió en una aplicación necesaria y útil para nuestra vida diaria.

Pero, además esta popular aplicación de Google, ha sido empleada con múltiples fines cómo el desarrollo de procedimientos de investigación pero en un caso de Australia esto no funciono

El error de Google Maps y sus consecuencias

En el mes de noviembre del año 2014, Darrel Simon se encontraba en el hogar de su pareja cuando de repente desapareció de manera misteriosa. Esto ocurrió en Australia, a unos kilómetros de Brisbane.

Pese a los esfuerzos de las autoridades por tratar de localizarlo, esto resulto infructuoso y todo ello se debió a un error de la famosa aplicación de localización de Google.

Las personas encargadas de la investigación utilizaron para el procedimiento, un mapa de Google Maps que resulto inexacto, pues no tenía las medidas correspondientes a la real extensión del terreno.

Dicha inexactitud llevo a que la búsqueda se practicara solo en la mitad del terreno propiedad de Darrell Simon, lo cual fue una lamentable decisión para la familia del hombre desaparecido pues la búsqueda sufrió un retraso de aproximadamente 18 meses, encontrándose el mismo en el año 2016.

De hecho, el hallazgo de los restos del hombre fue por casualidad, pues los nuevos propietarios del inmueble decidieron hacer mantenimiento de las áreas de vegetación que lo rodean y así descubrieron los restos de Simon

Opiniones sobre este error

Respecto a este suceso, las autoridades encargadas del caso indicaron que si no se hubiese seguido el falso camino indicado por los datos de la aplicación de búsqueda de Google, la búsqueda habría durado menos tiempo.

John Lock, médico forense del caso expreso que el hecho de seguir el camino equivocado, fue lamentable y no debió suceder y así fue expresado en el informe presentado por el

El cuerpo de un hombre desaparecido en Australia pudo haber sido hallado hasta 18 meses antes si los investigadores no hubieran seguido unas “pistas” falsas basadas en datos incorrectos de Google Maps, aseguró un médico forense.

Adicionalmente, la demora en encontrar el cuerpo del hombre ocasiono un grave daño psicológico a sus familiares, los cuales debieron aguardar tanto tiempo con el sufrimiento e incertidumbre de la desaparición de su ser querido.

Según el informe del forense, esta demora en la investigación solo incentivo las especulaciones sobre el caso de modo que fueron muchos quienes empezaron  a elaborar teorías de asesinato, las cuales afectaron a los familiares.

De este modo, el forense sugirió que para futuras oportunidades se empleen herramientas distintas a Google Maps, que garanticen la utilización de mapas de calidad y GPS con mayor precisión.

Asimismo, de acuerdo a la información difundida por parte de la policía de la localidad ya se encuentran trabajando y evaluando la implementación de nuevas herramientas que resulten más utiles y confiables a los fines de dar solución a este tipo de casos.