Cuando se habla de teléfonos móviles sin duda alguna la Samsung se lleva el premio, pues es extremadamente detallista sobre como crea a los mismos, solo por sus características externas sino también internas.

Esto de hecho, es muy sencillo de observar en los últimos teléfonos los cuales son el Samsung Galaxy S8 Active y el Samsung Galaxy S8 que a pesar de que uno es derivado del otro, tiene unas diferencias bastante acentuadas:

1.-Nuevo tipo de pantalla

La mayoría de los teléfonos tienen una pantalla curvada, es decir, con curvas en los bordes, esto se hace para hacer más resistente a los mismos y en caso de una caída pueda resistir el golpe.

No obstante, el Samsung Galaxy S8 demostró que no siempre es así, sino que más bien es un efecto realmente desfavorable, de hecho, este y suma de las diferencias del Samsung S8 normal con el Samsung S8 Galaxy Active.

Ya que el ultimo no posee curvas en los bordes, sino que la pantalla es completamente lisa, llegando a los bordes y prácticamente mostrando la pantalla sola, pues preciara una envoltura del teléfono.

2.-Mayor resistencia

Todos los teléfonos tienen un problema principal y que todos los que no tienen un teclado físico sino una pantalla, corren el peligro de ser destruidos con facilidad en una caída o en un uso con brusquedad.

Sin embargo, el Samsung Galaxy S8 Active, elimina este problema, pues la pantalla que recubre todo el teléfono es mucho más resistente de los esperado, gracias al recubrimiento que posee.

Esto es una de las diferencias más marcadas del mismo teléfono con respecto a su antecesor el Samsung Galaxy S8, ya que este último es uno de los móviles más frágiles de Samsung.

3.-Mayor capacidad de batería

Una de las cosas por las cuales se caracteriza el Samsung Galaxy S8 y el Samsung Galaxy S8 Active, es que este último tienen una capacidad más amplia de la batería.

De hecho, si se coloca en comparación el S8 normal tiene una capacidad de la batería de 3000mAhz y el S8 Active posee una impresionante capacidad de la batiera de unos 4000mAhz.

Además, esto significa que la batería durara mucho más, así como que también será capaz de soportar mayores cargas de las esperada, lo cual provocara que se disfrute del teléfono móvil sin ningún obstáculo.

4.-Capacidad de carga mucho más rápida

Explicado lo anterior, se debe resaltar que el Samsung Galaxy S8 Active es mucho mejor en cuanto a la diferencia principal del Samsung Galaxy S8 normal, gracias a las características de su batería.

Esto se debe a que la batería, al ser tan inmensamente buena con su capacidad de recibir carga del S8 Active, es capaz de poder cargarse muchísimo más rápido que el original S8.

Esto se debe a que como la batería es grande y posee una mayor capacidad de recepción de energía, significa que obtiene energía de manera más rápida, dándole la oportunidad al usuario de despreocuparse por la batería.

5.-Resolucion de la pantalla

La pantalla es una de las principales razones por las que se diferencian estos dos teléfonos móviles, pues en si el S8 Active tiene una resolución un poco menor a las del S8 original.

Esto se debe a que este último no tiene un refuerzo interno, lo que permite poder ver las imágenes de mejor manera sin ningún problema, algo que se dificulta gracias al revestimiento interior del S8 Active.

Cabe destacar que no porque tenga revestimiento significa que la calidad será menor, pero la resolución si se verá un poco comprometida.