En el mundo de la ferretería y reparación de artefactos, existen numerosas herramientas con las que podemos contar para hacer correcta y exitosamente un trabajo manual.

Esta clase de herramientas nos facilitan el trabajo de la reparación o construcción, en este caso hablaremos de la llave inglesa, la cual es altamente versátil y sirve de mucha utilidad, es usada para muchas cosas.

Poseer una llave inglesa en el hogar es sumamente indispensable, ya que en el hogar, posee muchos usos, puede ser usada tanto por una mujer como por un hombre, ya que es muy fácil de manejar y no requiere de mucha fuerza.

Es una herramienta liviana, para nada costosa al momento de adquirir y es inconfundible, no se parece a ninguna otra herramienta, así que no la puedes confundir.

¿Qué es una llave inglesa?

Una llave inglesa es u instrumento que sirve para muchas actividades, tanto del hogar, como en una construcción, reparación de objetos entre otras cosas.

Esta herramienta mejor conocida como llave inglesa posee otros nombres como, llave francesa o llave ajustable.

Esta herramienta cuenta con la funcionalidad de ajustar tornillos y tuercas, puede aflojarlas o apretarlas, se adapta a muchas medidas puesto que la cabeza de la llave es ajustable a muchos tamaños y mediante la rosca que posee se ajusta a todo.

Esto es lo que le hace realmente especial a diferencia de otras llaves, puesto que esta no tiene un tamaño macado que no se puede cambiar.

¿Dónde adquirirla?

Una llave inglesa puede ser adquirida en cualquier ferretería que este cerca a tu localidad, generalmente la venden en todas partes, no es difícil de conseguir y además tiene un precio muy económico.

Existe un tamaño clásico, sin embargo hay variaciones del mismo, unas más grandes o pequeñas que otras.

También existen numerosas formas de la llave.

Sin embargo, se mantiene siempre una medida estándar, la llave cuenta con una cabeza ajustable, un mango para sujetarlo y una tuerca que permite ajustar el tamaño.

¿Qué artefactos pueden ser reparados con una llave inglesa?

Esta herramienta posee infinitos usos, unos menos típicos para los que se usa esta llave pero sin embargo funcionan.

Se utiliza para el ajuste de tuercas y tornillos, permite ajustarse al tamaño de cada tornillo y tuerca, sin necesidad de usar una llave con tamaño fijo.

Permite aflojarlos o ajustarlos. Esta llave también es usada modo martillo para desencajar cosas.

Puede ser utilizada para apretar o alojar las llaves de las bombonas de gas domesticas, así como también son utilizadas en vehículos y en construcciones de estantes, o algunas cosas que implementen en uso de tuercas y tornillos.

En ocasiones la llave suele quedarse muy atascada, impidiendo el movimiento para hacer que gire puedes golpearla con otra llave o con un martillo hasta ajustar al punto que buscas.

Características de una llave inglesa

Esta herramienta empleada principalmente para el montaje o ensamblaje de tuercas y tonillos, cuenta con unas características especificas que les diferencian de otras llaves del mercado.

Su cuerpo está constituido por acero, lo que le brinda una gran resistencia y fuerza para evitar que se parta o se doble al momento de ser utilizada.

La gran diferencia que radica entre una llave inglesa y una llave común, es que las inglesas no poseen un tamaño fijo, su boca o cabeza puede ser ajustada mediante una rosca que trae implementada en la parte superior de la herramienta.

El adquirir una llave inglesa te economizará mucho dinero, puesto que no tendrás que comprar muchas llaves fijas para el tamaño que necesites, sino que con el uso de una llave inglesa ya posees una infinidad de tamaños en una sola llave.