Cómo escoger un Smartphone

 

Los teléfonos móviles se han convertido en un aparato casi imprescindible para el ser humano de la era moderna. Los utilizamos para comunicarnos a través de llamadas y mensajes de texto, localizarnos a través de GPS o incluso usarlos como mapa. Lo cierto es que en la última década se han dado grandes saltos en esta tecnología, hemos pasado de “ladrillos” a auténticos ordenadores personales en la palma de nuestra mano: videollamadas, gestión de archivos, entretenimiento, grabación en alta calidad e infinidad de características.

En el pasado solíamos seleccionar móviles con características como pantalla a color, linterna, poder enviar mensajes multimedia y a veces una cámara de poca calidad y una lenta conexión a internet. De un tiempo para acá el mercado se ha saturado con los llamados “Smartphone” y tenemos miles de dispositivos a escoger con diversas tecnologías, pantallas, componentes y una larga lista. Es por ello que te daremos a conocer los criterios básicos para saber cómo escoger un Smartphone que se adapte a tus necesidades

Cómo escoger un Smartphone – Componentes

Lo más destacable de los teléfonos actuales es la cantidad de nuevas especificaciones aparte de la cámara que tenemos a nuestra disposición. Se integran gran cantidad de términos y componentes como memoria RAM, ROM, procesador, WiFi, gráficos integrados, LCD, y sistema operativo. A continuación, explicaremos qué significa cada uno, su impacto en el dispositivo y cuál es el estándar que rinde para la demanda actual.

Memoria RAM

La memoria RAM en un Smartphone funciona de igual forma que en un PC. Mientras más elevada sea, más procesos y aplicaciones podrán ejecutarse a la vez con mayor fluidez. Es una de las características con más importancia en el dispositivo, ya que nos permitirá mover las aplicaciones más exigentes y su deficiencia ocasionará molestos cuelgues y lentitud. El estándar es de 768Mb a 1Gb, este rango es suficiente.

Procesador

Se encarga de procesar todos los datos de las aplicaciones, cálculos y operaciones. Junto con la RAM es una de las piezas más importantes, con una buena frecuencia del reloj, las aplicaciones y operaciones se ejecutarán y realizarán con más rapidez. El estándar es de 1.0 a 1.4 GHz con procesadores de dos núcleos o cuatro núcleos.

Espacio de almacenamiento

A mayor espacio, mayor cantidad de información y aplicaciones podremos almacenar e instalar. El estándar varía de 2 (1.1Gb), 4Gb u 8Gb (5.56Gb). Los valores en paréntesis es lo que el dispositivo nos permite utilizar, en la mayoría de los casos.

Autonomía

Se refiere a la capacidad en mAh (miliamperios) de la batería. Mientras mayor sea, más tiempo durará el teléfono encendido. Este valor suele variar mucho y depende de las demandas energéticas del resto de componentes. Lo recomendable es un valor cercano a 2.300mAh.

Pantalla

Es una característica que no tiene excesivo peso al escoger un Smartphone, pero tampoco se puede ignorar. Una buena pantalla es requerida para visualizar con detalle nuestro contenido multimedia, es como la expresión interna de nuestro teléfono. La más extendida es LCD TFT; los móviles de mayor gama cuentan con un LCD IPS; y los Samsung usan la tecnología AMOLED para sus mejores dispositivos.

Agregados

Otros componentes variados, que mejoran nuestra experiencia, como una cámara con flash. El estándar es de 5Mp, pero es preferible una calidad de 8Mp, aunque debemos recordar que los megapíxeles no significan todo. También una conexión Wifi es indispensable, así como una buena conexión a internet, un puerto para audífonos y espacio para un micro SD. Un Sistema Operativo actualizado también es importante para obtener actualizaciones, optimizaciones y compatibilidad.

Ahora sabrás cómo escoger un Smartphone basándote en varios aspectos y componentes. Un móvil con las especificaciones anteriores es económico y rinde para casi cualquier uso actual. Y si lo sigues viendo muy complicado siempre puedes usar comparadores online, como esta web que sirve para comparar celulares.